Todo el mundo se pajea

Yo ya he hablado de porno en este blog, pero como denuncia este vídeo sigue siendo un tema donde la hipocresía y el qué dirán son la nota dominante. Una vez más los números no dejan lugar a dudas, y basta con mirar a la industria del porno para darse cuenta de que, efectivamente, todo el mundo se pajea.

Si no hubiese mucha gente (MUCHA) que ve porno, no habría estimaciones que dicen que el 30% del tráfico total de internet es generado por la pornografía* , y aunque la industria en sí se ha visto afectada por la crisis económica mundial (al igual que prácticamente todos los negocios, desde la panadería del barrio hasta la Coca-Cola), lo cierto es que si entre toda esa mucha gente que ve porno no hubiese suficientes viciosillos dispuestos a pagar no existirían al menos 13 formas de hacer negocio con el porno en Internet. En las mismas condiciones y con la misma tecnología, música, cine y literatura no han dado con una sola forma de ganar dinero por la vía digital y tener contentos tanto a creadores como a su público.

Es una industria que no ha necesitado la ayuda de SGAES, DRMs ni leyes Sindes o Hadopis para sobrevivir a la piratería. El porno ha evolucionado de forma modélica desde la revista impresa hasta la web social y el acceso a Internet desde dispositivos móviles, pasando por todas las revoluciones tecnológicas intermedias: VHS, BETA, BlueRay, P2P, streaming… todo. Y ha liderado sus propias revoluciones, desde la propia Internet (haciendola más interesante, atrayendo usuarios y facilitando su expansión) hasta cosas bastante más complejas como los sistemas de comercio electrónico, ya que las webs de contenido erótico se dieron cuenta antes que nadie de que hacía falta tener un sistema para cobrar por Internet de forma segura y eficaz (y anónima).

Y como prueba final, el hecho de que cada vez que escribo en este blog sobre porno las visitas suben como la espuma. Así que no nos pongamos estupendos.


*La revista Forbes publicó hace un año unas estimaciones mucho menores: sólo el 4% del millón de páginas más visitadas de Internet es de contenido erótico; y sólo el 13% de las búsquedas web están relacionadas con porno. Aunque eso no significa que ese 4% no cuente con páginas tan visitadas como Google o Facebook, ni parece contar las descargas por P2P o de sitios de almacenamiento de archivos como Megaupload o Rapidshare. Y vaya usted a saber lo que guarda la gente en Dropbox…

Responder a Alejandro Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay 5 comentarios a este artículo

  1. Narayani dice:

    Normalmente la gente que entra a portales porno entra para lo que entra y no se deja despistar por nada, jaja. Es decir, la publi no suele funcionar demasiado bien a no ser que sea un sex shop o algo así. Aún así los anunciantes no saben cómo funciona ahí la publi, no la contratan porque no quieren que su marca se relacione con el sexo (que está muy mal visto, hombre!)

  2. dresde dice:

    @Alejandro: nadie lo sabe, y yo diría que a nadie le importa…

    @Rache: el vídeo es genial. Hasta los cangrejos, ¡aunque se hagan daño! El argumento de los géneros me parece muy bueno… y hay cada cosa que da miedo y debería estar penada por la ley, ojo.

    @Narayani: no vale, ¡tú cuentas con datos que no están al alcance de cualquiera! Lo malo es que esos mismos anunciantes que se cortan con las webs porno aunque ahí está su público no tienen ningún problema en anunciarse en cualquier programa de basura macabra en Telecinco. Salvo que me digan que lo han estudiado y que la gente que ve porno no presta atención a la publi que no es de porno, que tampoco me extrañaría…

  3. Narayani dice:

    Me ha gustado mucho la frase del amigo de Rache, jaja.

    Es cierto, hay mucha hipocresía en lo que rodea al mundo del sexo (yo trabajo en un network que tiene su propia página web de vídeos porno (de adulto decimos nosotros) y no hay anunciantes que se quieran relacionar con él. Ni siquiera marcas de productos tan relacionados con el sexo como los condones. Lo que es innegable es que el tráfico de la página se mantiene con muchas, muchas visitas y es imposible que las generen sólo dos o tres personas. Ahí entra mucha gente. Que lo reconozcan después o no es otra cosa :-p

  4. Rache dice:

    Me encanta la reivindicación! O las dos reivindicaciones: la de que todo el mundo se pajea y de que casi todo el mundo ve porno. No hay más que pensar en la cantidad de géneros que se han creado y es que, como dice un amigo mío «si puedes imaginarlo es que ya existe la versión porno».

  5. Alejandro dice:

    ¿Que será el 70% restante del tráfico en internet?