Un regalo de valor incalculable

2

En Canadá los regalos de Navidad los trae Papá Noel, y llegan el veinticinco de Diciembre. Como dije el otro día en esta casa respetamos las tradiciones españolas, así que también llegan regalos el seis de enero y si se lo montan bien los Reyes Magos pillan las rebajas del Black Friday y se sienten […]

Muy español y mucho madrileño

2

Uno de los muchos efectos que ha tenido en mi cacho-carne el vivir fuera de España es que para muchas cosas cada vez se está volviendo más español. Quizá es un efecto de la doble nacionalidad, porque cada vez que pasamos por Madrid se nos nota más que ahora también somos canadienses, pero lo cierto […]

Panadero certificado

0

Por si alguien no se acuerda, hace ahora algo más de un año el mundo se fue a la porra por culpa de la COVID-19 y para sobrevivir a la pandemia nos tocó encerrarnos en casa y salir lo menos posible. Al principio pensábamos que iba a ser un par de semanas, pero ya llevamos […]

Sudores fríos en una estación de tren de Sri Lanka

0

Una de las buenas decisiones que tomamos cuando fuímos a Sri Lanka fue gastarnos unos buenos dineros en Dukoral, que viene a ser una vacuna contra la cagalera del turista por culpa de la cual tantos viajes de tantísima gente se han ido por el váter. Y aunque estas cosas nunca funcionan al cien por […]

Oda al pocillo

3

No creo que haga falta decir que este año está siendo chungo. Por mucho que me guste trabajar desde casa y pasar todo el tiempo posible con el cachito-carne, lo de no poder hacer otra cosa, no poder ir a otros sitios, no poder viajar, y no poder ver a gente que no vive en […]

La primera semana de nuestros próximos veinte años

4

Como decía la semana pasada, el cachito-carne ha empezado a ir a la guardería. Ha sido un cambio muy grande para toda la familia, pero tenemos tiempo para acostumbrarnos porque esta va a ser básicamente nuestra vida los próximos veinte años: rutina matinal para mandar a los adultos al trabajo y al cachito-carne al colegio, […]

Baja de paternidad: último día

4

Tras ochenta y seis días estupendos, mañana mi cacho-carne encenderá el ordenador a las nueve de la mañana para ponerse a trabajar, y el cachito-carne irá a la guardería por primera vez en su vida. Hoy se acaba la baja de paternidad. Hace cinco años escribí esto sobre la depresión de los domingos que provoca […]