¡Viva el Búho-metro!

Yo soy una de esas personas amantes de los autobuses nocturnos de Madrid. Por 70 céntimos (o tarifa plana si tienes Abono Transportes) te llevan a casa en lo más intempestivo de la noche, a veces con la suerte de tener una historia que contar en un blog chulo y a veces con la mala suerte de topar con el imbécil de turno.

Y soy de las personas que se entusiasmaron cuando Esperanza Aguirre prometió que abriría el Metro 24 horas los fines de semana, ya que eso me permitiría a mí y a todos los jóvenes ampliar nuestros horizontes juerguiles por toda la ciudad y no depender de que pillase cerca Cibeles para poder coger el Búho. Ojo, que no la voté (no creo que esta señora me pueda entusiasmar tanto), y en cambio bien que la critiqué y me cagué en todo cuando incumplió su promesa electoral.

Me gustan hasta las campañas de publicidad que les hacen
Me gustan hasta las campañas de publicidad que les hacen

Pero tengo que reconocer que los Búho-metros que se sacó de la manga para capear el temporal sí que me gustan. En primer lugar, me permiten ampliar mis horizontes juerguiles, como demuestra el hecho de que ya salga por la zona de Moncloa-Argüelles o que el sábado estuviese por Parque de Santa María (flipa).

En segundo lugar, soy un tío tan valiente como para reconocer que el Metro por la noche hay veces que me acojona. No me pasa con la Línea 3, que siempre la pillo llena de gente, pero sí con la Línea 6 cuando me encuentro sólo y se sube un grupito de 3 personas con pinta chunga, donde “pinta chunga” se debe entender como macarras borrachos, cabezas rapadas, Latin-Kings y yonkis de diversa índole. Ojo, que a mí nunca me ha pasado nada, pero alguna vez si he pasado un mal rato; y por eso el autobús, que es pequeñito y va todo el mundo junto, con el conductor controlando quien sube y baja y por las calles en vez de bajo tierra, me parece mucho más placentero.

¡Todos al búho!
¡Todos al búho!

El problema de los Búho-metros es que no hacen exactamente el recorrido de las líneas de metro, y eso hay gente a la que le quema sobremanera. Pero no creo que ellos sean víctimas de la absurda situación que se vive en mi barrio:

  • La línea 6 de metro pasa por Méndez Álvaro, Arganzuela-Planetario y Legazpi (y ninguna de las tres está a menos de 10 minutos de casa, pero bueno).
  • El Búho-metro L6 para en Méndez Álvaro y en Legazpi, pero no en Arganzuela-Planetario
  • El Servicio Especial de autobuses, ahora que la línea 6 de metro está en obras, sí tiene una parada Arganzuela-Planetario.

Así que el sábado, mientras volvía a casa, vi la luz y pensé que lo mismo ahora el Búho-metro también hacía esa parada, que la han puesto de forma que me ahorra dos tercios del camino a casa desde Legazpi. Así que pregunté al autobusero:

-Oye, ¿hacéis ahora con este autobús la parada de Arganzuela-Planetario?
-No, con este no se ha hecho nunca.
-Ya, ya, pero como el Servicio Especial sí la hace y este pasa por delante de la parada lo mismo…
-No, porque esa parada… sabes que a estas horas… se decidió… pues la verdad es que no te puedo explicar por qué no se hace.

Responder a Israel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay 2 comentarios a este artículo

  1. Israel dice:

    Me parece bien todas las cosas que se hagan en Madrid, sobre todo con el transporte, tambien estaria bien que la llinea
    de buhometro terminara en villaverde alto y no en legazpi, luego cuando llegan las elecciones bien quiere que se les
    vote.

  2. nykaa dice:

    Bueno yo pocas veces he cogido los nocturno porque dan muchas vueltas, no te dejan cerca de casa y los recorridos son algo raros…xd
    Lo del metro las 24horas los findes sería genial pero no creo que lo cumplan nunca…ojalá me equivoque.
    Me alegra oír cosas de mi ciudad.
    Saludos y suerte en el concurso.