“Four Rooms”

Otra vez toca entrega de crítica de una peli. Es lo que tiene acabar las clases dos semanas antes que todos tus amigos, que pasas mucho tiempo en casa y, cuando te aburres de tocarte las narices, descubres que es más divertido tocarte las narices mientras ves una buena peli; y por eso tengo tantas acumuladas. Aparte, iba a publicar otra cosa, pero prefiero esperar y rematarla que no terminaba de convencerme.

Como bien sabéis, o al menos deberíais saber, “Four Rooms” es una película sobre la primera noche de un botones en un hotel venido a menos. La gracia es que te cuenta cuatro historias diferentes correspondientes a cuatro habitaciones del hotel por las que pasa este botones, de forma que al final queda una película con cuatro historias totalmente independientes que sólo tienen en común al botones, pese a algún personaje que aparece en dos habitaciones y una llamada telefónica.

Pero lo mejor de esta peli es que cada una de las cuatro habitaciones (es decir, cada una de las historias) está dirigida por un director distinto, todos amiguetes. Seamos claros, si veo que una película está dirigida por Garci y tres colegas de Garci sé que tipo de peli puedo esperarme y precisamente por eso no se me ocurre ir a verla. Pero si en vez de ser Garci y tres colegas, es Quentin Tarantino con tres colegas de Quentin Tarantino (Allison Anders, Alexandre Rockwell y su supercolega Robert Rodríguez) la cosa cambia, y mucho.

Todas las habitaciones tienen ese humor especial a la par que genial que Tarantino deja en todas las películas que dirige, y las habitaciones van de la más corta y menos violentilla a la más larga y más violenta de todas, con la gracia de que además ninguna de las historias queda realmente cerrada. Y todo ello con actores como Bruce Willis o Madonna en el reparto, acompañando a un Tim Roth que borda el papel del botones.

Así que, después de ver las “Four Rooms” te quedas preguntándote porqué no harían las cuatrocientas habitaciones que puede tener un hotel.

Responder a Marina Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay 8 comentarios a este artículo

  1. dresde dice:

    @marina: Naaaaaaaaaaaa, a mi me encantan los niños encontrándose el cádaver debajo del colchón y el momento sublime en que entra Banderas y se encuentra el percal

  2. Marina dice:

    Nota gafapasta: la historia de la última habitación (que bajo mi punto de vista es de lejos la más mejor) está basada/inspirada en/plagiada de… al loro el pedazo de combo… un relato corto de Roald Dahl sobre el cual Alfred Hitchcock hizo un episodio en su serie «Alfred Hitchcock Presents»

    Y sí, Roald Dahl es ese tío que escribía dulces e inocentes historias para niños, pero sus relatos cortos para adultos no tienen ningún tipo de desperdicio (podéis encontrar el relato aquí:
    http://www.classicshorts.com/stories/south.html
    Eso sí, está en inglés)

    Ahora que lo pienso, Tim Burton y Johnny Depp han demostrado hace poco que las historias infantiles de Roald Dahl quizás no sean tan dulces e inocentes como parecen…

  3. Pintado dice:

    Lo ke esta claro es ke en todo aquello donde, de un modo u otro, mete la zarpa Trarantino. las cosa pinta bien, pero ke muy bien, es una de esas personas diferentes ke ha encontrado aquella cosas ke se le da bien en la vida…. me encanta.

  4. dresde dice:

    @vir: así me gusdta… yo tengo una de un autoestopista y el sentido de la vida, jajajaja. En cuanto tu fotolog me deje comentar ahí estaré.

  5. vir_regaliz dice:

    No he visto «Four Rooms» pero ahora mismo la añado a mi lista de películas pendientes de ver 🙂

  6. Karol dice:

    Yo recuerdo que esa peli la vi de mu peque y que me impresiono bastante…

  7. dresde dice:

    Es un peliculote, la verdad. Y sí, es curioso como explotan Tarantino y Robert Rodriguez el «potencial» de Salma Hayek como actriz… ya hablaremos de ABIERTO HASTA EL AMANECER, jejeje

  8. melonian dice:

    pués mira, hace poquito me compré un pack de Bruce Willis y me venía Four Rooms, y aunque hace mucho que la vi recuerdo que Tim Roth me encantó, que hay 2 habitaciones de las que no me acuerdo, y que de la del Banderas, lo que más me gustó fue Salma Hayek bailando en la tele. Ya me enamoró entonces, la primera vez que la veía y no tenía ni idea de quien era esa bailarina tremenda XD